Dimensión agéntica

Implica un involucramiento activo del alumno en su propio proceso de aprendizaje por medio del establecimiento de metas reales y concretas, además de una serie de comportamientos proactivos y constructivos que enriquecen su proceso de aprendizaje (Montenegro, 2017; Lawson & Lawson, 2013; Tomás et al., 2016; Veiga, 2013; Reeve, 2012; Reeve & Tseng, 2011). La proactividad está dada por las acciones que emprenden los estudiantes para optimizar las actividades en la clase. Se hace visible en sus sugerencias de mejora a las tareas o ejercicios propuestos, en los cuestionamientos que hace, en su expresión sobre las necesidades de aprendizaje suyas y de sus compañeros, en la aclaración de dudas o en la solicitud de materiales para apoyar su aprendizaje (Reeve, 2013; Reeve & Tseng, 2011). La variable constructiva se observa en sus interacciones con pares para la comprensión de lo que se estudia y en la expresión de sus iniciativas con los profesores (Montenegro, 2017).